Red Hat, una de las mejores distribuciones Linux para empresas

Red Hat, una de las mejores distribuciones Linux para empresas

Red Hat un gigante del mundo de Linux que ha contribuido en gran medida a la mayoría de proyectos de código abierto, incluyendo el kernel de Linux en sí. Red Hat refuerza su posición trabajando en estrecha colaboración con otras plataformas emergentes como OpenStack.

La publicación económica Forbes actualizó su lista con las 100 compañías más innovadoras del mundo, entre las que destaca Red Hat en la 12ª posición.

En Forbes indican que “El crecimiento de Red Hat refleja el apoyo de las TIC al Open Source. Red Hat logrará alcanzar los mil millones de dólares vendiendo un servicio de suscripción que proporciona una distribución del sistema operativo Linux que es estable y totalmente soportada“.

Red Hat Enterprise Linux es conocido como uno de los mejores sistemas para usos empresariales, su soporte de calidad ofrece estabilidad y constantes actualizaciones de seguridad que transmiten tranquilidad a sus clientes.

red_hat_logo_big

Red Hat liberó el pasado año Red Hat Enterprise Linux 7 (RHEL 7) tras tres años y medio de desarrollo, trayendo novedades con respecto a la versión anterior, que salió en 2010.

De RHEL 7 se pueden destacar muchas cosas, la primera de ellas es la inclusión de Docker, una herramienta para crear de contenedores que ponen a disposición las librerías y el entorno de ejecución de un sistema operativo sin necesidad de usar máquinas virtuales, pudiendo prescindir de un sistema operativo invitado. Esto se consigue compartiendo el kernel entre los ‘dockers’ (los contenedores), minimizando así el uso de recursos al solo tener un entorno de ejecución con sus librerías y no el sistema entero.

No hay que temer por el tema de la virtualización, ya que KVM seguirá siendo una pieza clave para Red Hat y sus soluciones corporativas.

El sistema de ficheros es otro punto a destacar y como ya se sabía, Red Hat ha apostado por XFS como sistema de archivos por defecto. Con esto se desmarca de Oracle y SUSE que han preferido apostar por Btrfs de cara al futuro, alegando que este último todavía no está lo suficientemente maduro para entornos de producción. A pesar de ello Btrfs estará disponible en RHEL 7 como opción. Sobre XFS se destaca su capacidad de manejar una partición de hasta 500 terabytes, una capacidad que a día de hoy está lejos del alcance de la gran mayoría.

Otra de las novedades destacables de Red Hat 7 es el cambio del Sistema Gestor de Bases de Datos (SGBD) por defecto. MariaDB viene a sutituir a MySQL, convirtiendo a RHEL 7 en el primer sistema operativo corporativo en incluirlo por defecto. Esto posiblemente llegue a CentOS por su alianza con la empresa del sombrero rojo y probablemente sea el primer paso en el abandono de MySQL en la web, aunque aquí también hay que sumar el inmovilismo de buena parte del sector de la programación, factor que juega en favor de Oracle.

Llegan systemd relevando a Upstart y GNOME Classic como entorno por defecto. El primero supone toda una revolución en el manejo y uso de GNU/Linux, sobre todo a nivel de servidor. Desde hace mucho tiempo los usuarios del escritorio Linux llevamos disfrutando de las bondades de systemd, que simplifica el manejo del sistema operativo en algunos aspectos, haciendo más sencillo el manejo de los servicios del sistema.

La comunicación con Windows ha sido mejorada con soporte para Active Directory. Está visto que el nuevo RHEL 7 viene dispuesto a darlo todo, ofreciendo un producto altamente competitivo en entornos corporativos, lleno de novedades que sin duda marcarán un antes y un después en el mundo de la computación corporativa.

Para más información, consulte la documentación oficial de RHEL7

Comentarios

No hay comentarios

Escribe el primer comentario.

Deja un comentario

Nombre. Email. Mensaje.